spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Un Mismo Producto Turístico, Dos Resultados Económicos Diferentes: Cataratas del Iguazú Imprimir E-mail

Un Mismo Producto Turístico, Dos Resultados Económicos Diferentes: Cataratas del Iguazú

Revista Científica Visión de Futuro
Año 1 - Nº 1 - Vol. 1
Junio de 2004
ISSN 1668 - 8708 Versión en Línea

 

Oscar Beccaluva


INTRODUCCION

Las Cataratas del Iguazú están situadas en el extremo noroeste de la provincia de Misiones en la República Argentina, dentro de un área ecológica protegida que constituye el Parque Nacional Iguazú, pero este accidente geológico que representa un grandioso espectáculo natural es compartido con la República Federativa de Brasil, que dentro de sus fronteras, el área se encuentra en el Parque Nacional de Foz do Iguaçú[1]. Este conjunto de saltos y cascadas en forma de arco al borde de la meseta misionera erosionada por el caudaloso río Iguazú. Desde 1984 es Patrimonio de la Humanidad.
Los negocios turísticos para empresarios argentinos y brasileños encontraron en el lugar un producto excepcional, pero con el devenir del tiempo, fundamentalmente en la segunda mitad del siglo XX, el polo turístico por excelencia para contemplar esas bellezas naturales fue desarrollado por Brasil mediante infraestructura de comunicaciones y servicios básicos, establecimientos de hotelería y restauración, parques de diversiones, centros de compras, etc. y con cultura de servicio. La política instrumentada desde el sector público del Brasil, coherente y previsible dieron el marco adecuado para asegurar la libre competencia de los factores. Consecuentemente los beneficios hicieron de Foz do Iguaçú el producto más vendido por operadores en el mundo y el destino turístico elegido por los visitantes para gastar su ocio, relegando a Puerto Iguazú a un lugar secundario en la comercialización del producto Cataratas del Iguazú, y aún teniendo algunos elementos que habiéndose debidamente utilizados, la oferta argentina hubiese sido preferida.

Puerto Iguazú

Sin dudas, Iguazú representa unos de los destinos turísticos más importantes del interior de Argentina, pero lo es únicamente por las bellezas naturales y no puede ser solamente eso[2]. Puerto Iguazú perdió frente a Brasil el destino elegido del turismo masivo y frente a Ciudad del Este (Paraguay)[3] el destino de compras de baratijas. Iguazú de hoy debe ser el destino del Alto Turismo, hoteles lujosos, convenciones importantes, la última moda de la indumentaria del mundo, la atención médica de famosos, la degustación de alta gastronomía en una ciudad rediseñada con arquitectura de geometría compleja con protección del medio ambiente donde la creatividad del hombre y la naturaleza converjan en armonía.

El desarrollo de Iguazú

Jordan Hummell, capitán del vapor Cometa que navegaba el Alto Paraná[4], al regresar a Posadas[5] entusiasmó a los armadores Nuñez y Gibaja, los que decidieron organizar una excursión a las cataratas por el "pique" brasileño, ya que entonces por el territorio argentino resultaba imposible llegar. El gobernador Juan José Lanusse se interesó vivamente, y participó con su familia en la excursión realizada en 1897; el éxito no los acompañó a todos por igual ya que fue necesario abrirse paso por el monte en un trayecto de 12 kilómetros y las señoras se quedaron sin ver las cataratas. Al año siguiente, Lanusse y sus hijas María y Leonor, más una comitiva compuesta por Martina Crisol, Encarnación Fragueiro, Domingo Bacigalupi, Lázaro Gibaja, Miguel Crisol, el padre Salvaira y Leandro Arrechea repitieron con éxito. En 1901, un grupo mucho más numeroso, compuesto por familias de la ciudad de Buenos Aires invitados por el Gdor. Lanusse, convertido en el gran propagandista de las cataratas, viajó en un barco fletado por el armador Nicolás Mihanovich, participaron también los miembros de la familia Lanusse y las personas que integraron el grupo de 1898 al que se agregaron los señores Robert de Blosset, Carlos Fernícola y Juan Morales. De las treinta personas solo dos no pudieron llegar a las cataratas; la desilusión experimentada movió a una de las damas porteñas[6], la Srta. Victoria Aguirre a donar al gobierno de Misiones tres mil pesos para que se abriera una picada de veinte kilómetros hasta los saltos y en reconocimiento a ese gesto el puerto llevaría su nombre[7].

Las primeras medidas de gobierno para desarrollar un polo turístico

El gobernador Juan José Lanusse fue un visionario y percibió el valor de las Cataratas del Iguazú y su entorno, en una época que la palabra turismo era novedad. En 1902 solicitó al gobierno una ley que declarara de utilidad pública una superficie de diez leguas cuadradas de las cataratas y fundamentaba su proyecto que el riesgo que empresas privadas invadieran las zonas aledañas con notable detrimento del paisaje.
El 10 de Marzo de 1902, el Poder Ejecutivo Nacional comisionó al director de Plazas y Paseos de la Capital Federal, ingeniero Carlos Thays, para levantar una carta topográfica de las cataratas y zonas circundantes y proyectos de emplazamientos de obras públicas destinadas a facilitar el acceso a las mismas. En fecha 3 de Septiembre de 1902 se promulgó la Ley Olmedo que reservó al Estado la superficie que hoy constituye el Parque Nacional del Iguazú. La vigencia de esta ley no fue inmediata, pues el 20 de mayo de 1905 Lanusse hizo hincapié al Ministro del Interior Dr. Rafael Castillo la plena vigencia de la misma.
Ese mismo año, Nuñez y Gibaja habilitaron Puerto Aguirre y Lanusse logró del Coronel Félix Bravo que se destinaran cincuenta hombres para trazar, si bien precariamente la indispensable picada. La obra quedó suspendida hasta 1904, año en el que el entonces Ministro de guerra, General Pablo Richieri, ordenó al teniente ingeniero Alberto Uttinger hacer el trazado del camino y a las tropas del 12º de Infantería con asiento en Posadas que la construyeran. El destacamento de soldados afectados a la empresa fue puesto a las órdenes del teniente David C. Aguirre. Como los gastos que demandaron una suma superior a la donada por Victoria Aguirre, Lanusse cubrió el resto con suscripciones voluntarias, sin emplear recursos fiscales[8].
Lanusse, afirmaba en esa misma fecha que el ciudadano norteamericano Mr. F. Adams, representante de la Hadyn Touring Company of San Francisco, luego de visitar las Cataratas del Iguazú y las Ruinas de San Ignacio había propuesto traer turistas norteamericanos a Misiones. En ese sentido, Misiones formalizó tratos con líneas transatlánticas, entre ellas la Royal Mail. También propuso un tendido de un cable carril sobre las Cataratas uniendo Brasil y Argentina. Según Lanusse, Adams había manifestado que las cataratas constituía la octava maravilla, superiores a las del Niágara y Victoria en extensión, volumen y grandeza.

Iguazú en la actualidad

El desarrollo de la tecnología ha incidido directamente en la actividad turística. Constituye un elemento esencial a considerar en la configuración y perfil de los destinos turísticos. La proliferación de nuevas fórmulas turísticas que obedecen a satisfactores previstos para hacer frente a las nuevas formas de ocio que implican una serie de actividades culturales, deportivas, religiosas y de salud.
Iguazú debe ser un producto turístico estrella todo el año y no solamente un fin de semana largo o la semana santa. Puerto Iguazú para convertirse en un destino turístico importante con competitividad debe empezar por replantear su urbanismo y su arquitectura, porque el diseño urbano proporcionará un marco referible para el lugar y la infraestructura hará posible el diseño.
Los actores involucrados en la actividad económica del turismo en Iguazú no compiten entre sí, sino directamente con el cluster brasileño de Foz do Iguaçú, estando ahí la causal de las bajas o escasas inversiones. El 20 de Mayo de 1905, se solicitó una Estafeta de Correo en las Cataratas del Iguazú ya que las postales emitidas se sellaban en una estafeta brasileña que tenía la Línea Militar del Brasil. En Agosto de mismo año, Brasil empezaba una política activa comercial y Lanusse había advertido que este país se convertiría en el exclusivo explotador del turismo a las Cataratas. Puerto Iguazú perdió frente Foz do Iguaçú la batalla por liderar el turismo popular. La ventaja de Brasil empezó a comienzos del siglo pasado.

Cohesión pública y privada para superar la crisis

Las empresas turísticas no pueden por sí solas asegurar el desarrollo de una zona turística, simplemente contribuyen a éste, sin embargo quien lo garantiza es el gobierno o la autoridad que ejecuta la política de turismo que a su vez son generadores de empleos e incrementan la economía de la zona.
Se necesita revertir la impresión desagradable de desorden, suciedad, abandono, precariedad para mantener la calidad de vida y apoyar la productividad económica, Iguazú requiere que la infraestructura sea desarrollada y mantenida. Pareciera ser un campo de refugiados de guerra con una arquitectura de emergencia, mientras que los vecinos brasileños, desde todos sus ingresos, ofrecen varios kilómetros de floridas y parquizadas avenidas, con circulación rápida con una oferta de lugares de esparcimiento y recreativos, con edificios vistosos, agradables, y coloridos que son productos de la creatividad del hombre expresados en una planificación urbana y arquitectónica.

El urbanismo de Iguazú y su arquitectura

El diseño urbano expone a Iguazú porque refleja la forma en que los valores y la toma de decisiones se combina en asuntos que afectan el desarrollo. Enfrenta un desafío por sobrevivir y tiene que sofocar un empuje perjudicial para la conservación del entorno natural. Iguazú como ciudad está detenida y una ciudad detenida es un país detenido En la naturaleza caótica, el hombre por su seguridad se crea un ambiente, una zona de protección que esté en armonía con lo que él es y con lo que piensa. Sus calles y sus techos torcidos son pereza y fracaso y, nadie pareciera estar armado para fiscalizar estos vicios y fracasos.
El orden nos hace avanzar y el desorden se opone a los principios fundamentales que tenemos como eje, nos traba, nos hace frente. Iguazú necesita un plan de revitalización urbana en forma urgente para combinar la naturaleza con los valores de la cultura y requerimientos de la demanda turística.

Puerto Iguazú : rediseño

Iguazú necesita edificios agradables, coherentes con un estilo expresión de los valores creativos de nuestra cultura y del producto del conocimiento, con avenidas de circulación rápidas, limpias, jardines arreglados y paisajes ensamblados con la naturaleza, con centros comerciales, y de convenciones y restaurantes de buena cocina. Iguazú debe convertirse en un centro de la moda en el Mercosur, los grandes modistos, joyeros, zapateros del mundo deben tener su local ahí..

La infraestructura que se demanda

La construcción de centros comerciales de alta categoría con exquisito diseño y finos detalles constructivos son necesarios para el crecimiento. Se debe alentar la construcción de hoteles de alta gama de marcas internacionales con habitaciones de dimensiones generosas, muebles de maderas nobles y marquetería de sicomoro, finos cristales, alfombras de texturas especiales, decoración distinguida y telas acordes; bien se podrán realizar mediante franchising, management o explotación de las propias cadenas hoteleras. No existen en Argentina cadenas hoteleras de marcas reconocidas y ello impide la venta de habitaciones en el mundo[9]; pero habrá que trabajar en la construcción de una marca. La oferta de plazas de hoteles en Puerto Iguazú es inferior al 10% de la que ofrece la ciudad brasileña; muchos hoteles pertenecen a cadenas nacionales y de marcas reconocidas en Brasil.
Hay que promover los hoteles boutique que son definidos como establecimientos de lujo con un estilo único que se adapta al mercado para atraer a clientes de rangos distintivos. La cadena The leading Hotels of the World, un símbolo de lujo de 5 estrellas desde su fundación hace más de 70 años, entró al segmento de mercado boutique de lujo con una nueva extensión de su marca para enfocarse exclusivamente en pequeños hoteles de lujo y Argentina es un mercado apreciado por esa empresa. Son hospedajes con 100 habitaciones o menos, cada una distinguido por su servicio personalizado y por su diseño innovador y clásico[10].

La actividad recreativa

Hay que promover la instalación de parques recreativos con uso de tecnología de última generación. Los parques recreativos con identidad propia tendrán éxito, pues pretender réplicas de grandes parques de diversiones de fama mundial puede conducir al fracaso.
El alquiler de vehículos en la provincia de Misiones es un servicio aún no desarrollado y muy caro, habrá que promover empresas que alquilen automotores de todas las gamas de fabricantes importantes con locadoras de marcas internacionales pero también la locación de otro tipo de vehículos.
La industria del cine y la televisión deben protagonistas del turismo en Iguazú, se deben realizar rodajes de cortos, películas, telenovelas en Puerto Iguazú en forma permanente. La construcción de un teatro para escenario de las grandes obras y de los grandes tenores y sopranos de la música universal, para la presentación de artistas de renombre. La cultura musical del Tango representa unas de las identidades musicales argentina con más transcendencia en el exterior, por lo cual la situación geográfica de Iguazú es apta para la divulgación iconográfica de la identidad cultural argentina.
Se debe desarrollar un polo gastronómico de relevancia, de mesas bien servidas con vajillas importantes y protocolo adecuado con un menú atractivo y ambiente acogedor; donde se encuentren cadenas de restaurantes de reconocida fama internacional y también los de la cocina criolla con cavas importantes para ofrecer selectas cartas de vinos.
Para completar Iguazú debe ser la sede permanente de las delegaciones de los organismos internacionales y los órganos y dependencias de los organismos supranacionales.

La arquitectura e infraestructura que se necesita

La nueva arquitectura que Iguazú necesita es de estructuras de formas libres y modelos de responsabilidad ecológica. Necesitamos de una arquitectura de diseño ecológico y digital. Edificios que cuiden el medio ambiente. Esta arquitectura que se propone de geometría y tecnologíascomplejas y verde.
Necesitamos de una arquitectura de avanzada para disminuir el consumo de energía, mediante el uso de iluminación y ventilación natural, de reciclaje del agua y del calor que producen las luces, las computadoras y las personas. La arquitectura debe ser atractiva para el consumo del producto turístico como por la arquitectura diseñada como promoción para ese mundo consumista[11].
Iguazú necesita de una autopista que conecte el aeropuerto con el centro de la ciudad y también un sistema ferroviario, todo ello para proporcionar seguridad y rapidez en el desplazamiento. En el turismo, el tiempo es determinante; el aeropuerto de Iguazú necesita de mayores comodidades, tecnología y diseño más moderno de sus vestíbulos para atender a los pasajeros, no puede perder el viajero casi la misma cantidad de horas de vuelo para abandonar la estación aérea. Deben operar con regularidad aeronaves de mayor porte. Hoy Puerto Iguazú debería ser destino final de vuelos internacionales desde cualquier parte del planeta o una escala en las rutas aéreas por América. En la actualidad, en el aeropuerto de Puerto Iguazú operan cuatro vuelos diarios desde y hacia hacia el "Aeroparque Jorge Newbery" de Buenos Airesque recibe vuelos domésticos y en la ciudad de Foz do Iguaçú son quince vuelos diarios que conectan esta ciudad directamente con los aeropuertos principales de Curitiba, Sao Paulo y Río de Janeiro y desde ahí al resto del mundo. Son setenta las frecuencias aéreas semanales que hay entre Argentina y los Estados Unidos y casi doscientos vuelos semanales que unen Argentina con Europa y el resto del mundo y ninguno de esos vuelos conecta directamente el Aeropuerto Ministro Pistarini de la localidad de Ezeiza (Pcia. Buenos Aires) con el aeropuerto de Puerto Iguazú.

El turismo salud en Iguazú. Los foros científicos

Iguazú debe incorporar al producto Cataratas y en consonancia con su entorno ecológico otros nuevos productos entre ellos, el desarrollo de un centro médico jerarquizado, consecuencia de la evolución, de las nuevas necesidades de la sociedad. Centros médicos de medicina deportiva y ortopedia, de medicina para combatir el estrés, las adicciones, de medicina estética, buscando atraer talentos en todos los campos de salud para que esos centros, en alianza con las Universidades, conformen Foros que resulten para médicos, educadores y compañías de investigación y desarrollo de todo el mundo, el lugar para la realización de post grados, curación e investigación. El Centro de Vida Fundación Favaloro[12] ofrece viajes con un incremento del conocimiento sobre la salud que promueven un aumento en la capacidad de cuidarla coordinados por guías médicos.


CONCLUSION

El desequilibrio revela un estado de lucha, de inquietud, de dificultades no resueltas, de sojuzgamiento, de indignaciones, estado inferior y anterior, "Iguazú está en estado preparatorio", en desequilibrio que es "estado de fatiga", necesitamos equilibrio que es el estado de bienestar. El hombre trabaja para no perecer. Si no se produce se muere, si no se actúa, el mundo no se conforma con esperar, se desploma, se diluye, se destruye y lleva a los horrores del hambre y a las ferocidades de la bestia. El movimiento es nuestra ley pues lo que detiene se vuelca y se pudre. Mediante un programa integrado, de fuerte cohesión entre el sector privado y el sector público, se desarrollarán los factores principales que intervienen en la estructura turística tales como el factor humano, el grado de aptitud de las empresas y sus recursos para prestar servicios con calidad, rentabilidad y crecimiento, la capacitación y creatividad de los funcionarios públicos con políticas de apoyo para generar la infraestructura básica y condiciones de seguridad legales y políticas suficientes que faciliten la financiación de proyectos, y el medio ambiente.

La Ley de la Categoría, según el marketing, establece que si no se puede ser primero en una categoría hay que crear una nueva en la que se pueda ser primero y a partir de ahí ser primero en la mente del consumidor[13]. Misiones por las características existentes en el lugar no podrá superar el estigma que tiene de contar con una infraestructura cara y deficiente. Se necesita un mercado de inversión para añadir nuevas características a esta unidad turística y se debe destinar dinero en la mejoría de la infraestructura y atractivos para captar nuevos tipos de turistas[14]. Puerto Iguazú debe ser destino del alto turismo y del gran turismo de acuerdo al desempeño propuesto para cada uno de los productos. Los segmentos con mayor poder adquisitivo de la sociedad global tendrán en Puerto Iguazú el satisfactor óptimo donde toda la infraestructura y atracciones deben construirse con esos parámetros, refinamiento y alta calidad.

Puerto Iguazú perdió la oportunidad de desarrollarse como polo turístico masivo y cedió ese sitial a Foz do Iguaçú por falta de una política coherente para impulsar el turismo, de una política fiscal seria, de funcionarios capacitados y empresarios formados. Un mismo producto turístico explotado por dos países diferentes tiene resultados muy favorables para Brasil y casi nada para Argentina. Pero esa situación debe ser aprovechada para desarrollar Puerto Iguazú como polo turístico para otro segmento que también busca el disfrute de esa atracción natural, mediante la combinación de los factores de la cultura nacional. Si queremos imitar a la política de comercialización de Brasil acerca de las Cataratas del Iguazú seguramente seguiremos en el mismo lugar. Debemos buscar la diferencia para avanzar hacia un desarrollo sustentable y armónico de Puerto Iguazú.


REFERENCIAS

[1] ROLON, Luis/ CHEBEZ, Juan C.; Reservas naturales misioneras, pág. 37 y ss., Editorial Universitaria (UNaM),Posadas, 1998.
[2] Según la Secretaría de Turismo de la Nación solamente el 4% de los visitantes extranjeros vienen a Puerto Iguazú.
[3] Ciudad del Este es la capital del Departamento de Alto Paraná, República del Paraguay, país que juntamente con Brasil y Argentina conforman la llamada Triple Frontera, en la región de las Cataratas del Iguazú.
[4] Paraná es el río que separa a Argentina, Brasil y Paraguay en esa región.
[5] Ciudad que es la capital de la provincia de Misiones (Argentina)
[6] Porteño es el nombre que reciben los habitantes de la ciudad de Buenos Aires.
[7] GUERRA, Mario Oscar (Director), Crónicas de los Gobernantes de Misiones (1882 - 1922), Instituto Superior del Profesorado Antonio Ruiz de Montoya - Centro de Investigaciones Históricas, Editorial Gráfica Guadalupe, Buenos Aires 1979, tomo I, pág. 85
[8] GUERRA, Mario Oscar (Director), Crónicas de los Gobernantes de Misiones (1882 - 1922), Instituto Superior del Profesorado Antonio Ruiz de Montoya - Centro de Investigaciones Históricas, Editorial Gráfica Guadalupe, Buenos Aires 1979, tomo I, pág. 85.
[9] REPORT, Buenos Aires 18 de Septiembre de 2000, pág. 44.
[10] Diario El Cronista, Buenos Aires, Lunes 12 de Marzo de 2001, pág. 13.
[11] PELLI, Cesar, Observaciones sobre Arquitectura, Editorial Cesar Gili S.A, Barcelona 2000, pág. 84.
[12] Revista Argentina Traveler, Nº 28 Marzo - Abril 2000, pág. 78. La Fundación Favaloro fue fundada por el prestigioso científico médico René Favaloro, precursor del by pass en cardiología.
[13] RIES, Al - TROUT, Jack, Las 22 Leyes Inmutables del Marketing, Editorial Mc Graw Hill, Barcelona (España) 1998, pág. 10.
[14] McMACTHY - PENEAULT, Marketing, Undécima Edición, Madrid 1996, pág. 116.
 
 
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB